• 963657184 | 601364744
  • mototransito@mototransito.com

LEONCINO 500X

LEONCINO 500X

La versión offroad del legendario modelo de Pésaro Leoncino, de 1954.

La versión trail de la Leoncino es una motocicleta dinámica y deportiva diseñada para la diversión pura en todas las condiciones de conducción. Este modelo Benelli comparte el motor de la versión asfáltica, un cilindro doble de cuatro tiempos de 500 cc refrigerado por agua, con una potencia de 48 CV (35 kW) a 8500 rpm y un par de 46 Nm (4.6 kgm) a 6000 rpm. Las principales diferencias respecto a la Leoncino 500 (versión asfáltica) son sus llantas de radios y su rueda delantera de llanta 19″ (en vez de la llanta 17″ que porta la versión asfáltica).

La Leoncino trail significa la máxima garantía de estabilidad y disfrute en todas las condiciones y en todos los terrenos. Las suspensiones son ajustables, la parte delantera tiene una horquilla invertida de 50 mm de diámetro y la parte posterior un brazo oscilante con monoshock lateral y recorrido de 55 mm.

La Benelli Leoncino Trail parte de la Leoncino 502, se cambia la llanta delantera de 17″ por una de 19″ de la trail TRK y se la equipa con neumáticos de utilización mixta. Se obtiene así una «scrambler» auténtica, hecha a la medida del carnet A2, para aquellos que quieren apuntarse a la moda retro con una moto versátil, polivalente y divertida. Además, puede presumir de tener una fuerte personalidad propia.

El dos cilindros en línea de la Benelli Leoncino Trail aporta más cubicaje que la japonesa, ya que alcanza dos milímetros más de diámetro, exhibiendo ambos la misma carrera. El motor de la italiana tiene más compresión y esas diferencias se notan en un poco más de par, ya que la potencia es la misma y a las mismas vueltas: 47 CV a 8.500 rpm. El par máximo de la Benelli es de 45 Nm a 4.500 rpm y el de la Honda 43 Nm a 7.000 rpm. No hay más que fijarse en el dato de régimen de giro del motor para comprender que sus personalidades son muy diferentes.

El chasis, sin embargo es pura tradición italiana. Se trata de un multitubular con un basculante que es una auténtica escultura, también hecho con tubo redondo de acero, pero de formas realmente originales. Recuerda aquellas tricilíndricas TNT de hace unos años que también empleaban este tipo de chasis y basculante. En la parte ciclo, la Leoncino equipa un equipamiento sobrado para sus prestaciones. Qué mejor muestra que la horquilla invertida de 50 mm de diámetro, regulable en extensión, acompañada detrás por un amortiguador en cantilever lateral, regulable en precarga (con pomo) y extensión. El recorrido de ambas es superior que en la Leoncino normal, aunque se limitan a 135 mm. Por tanto, tampoco son enormes suspensiones de enduro y su tarado está más pensado para la carretera que para el campo. En los frenos, dos discos delanteros de 320 mm y un trasero de 260 mm resultan más que suficiente para los 207 kg declarados en orden de marcha. Incorpora, además, maneta derecha regulable.

Equipamiento y detalles están cuidados en la Benelli Leoncino Trail. Por su estilo «scrambler», ciertamente minimalista, tampoco hay un equipamiento muy especial, pero añade un precioso faro redondo, estilo clásico, de tecnología LED, igual que el piloto trasero y el resto de la iluminación. El cuadro, digital, es bastante completo y, al igual que el faro, sus formas exteriores van a juego con el estilo de la moto, aunque muestra dos pantallas digitales separadas y muy legibles, con mucha información. Monta neumáticos Metzeler, de corte trail, como corresponde a una moto de su clase, al igual que el ABS, desconectable. Por cierto, hablando de detalles, el «leoncito» sobre la aleta delantera («leoncino» en italiano), es de los adornos más llamativos que verás en una moto actual, aunque solo sea un detalle en plástico.

Es una moto más grande de lo que parece. Sus formas minimalistas la hacen dar esa sensación, pero tampoco es, ni mucho menos, enorme o pesada. Sobre ella, sobre el asiento a 835 mm de altura, se llega bien al suelo. Éste es estrecho y desde mi 1,64 m alcanzo con un pie u otro al suelo. Se declaran 207 kilos en orden de marcha, pero se levanta bien de la pata de cabra y no se siente pesada. A ello ayuda también un manillar ancho, con bastante palanca.

Se pone en marcha con total facilidad. El sonido que emite es potente y deportivo. No hay vibraciones ni ruidos mecánicos y gira bien a baja velocidad. No es difícil maniobrar con ella y los mandos están en buena posición, con buen tacto.

En marcha es una moto agradable. El embrague es algo brusco. El asiento es algo duro, pero no incómodo. La posición es bastante neutra, con los brazos un tanto abiertos, estilo off road, y unos grados inclinado hacia delante. Con los pies centrados, algo atrás, puedes levantarte sobre las estriberas y vas cómodo, pero igualmente puedes agacharte sobre el depósito de forma razonablemente cómoda y, sobre todo, siempre con elevada sensación de control.

En carretera la moto es divertida de llevar. Acelera muy bien y la reserva de par disponible es alta para una moto de su potencia. Además, el motor permite llevarlo como prefieras, puesto que arriba del cuentavueltas también responde bien. No obstante, en esa zona cercana al rojo las vibraciones en los reposapiés son más evidentes, aunque en absoluto molestas.

No hay protección aerodinámica. La pequeña cúpula que en nuestra moto se ha montado sirve para quitarte turbulencias y permite que te puedas «apoyar» un poco en el propio aire de marcha, pero no lo quita ni siquiera yendo bien agachado. Corre bastante en las rectas, suficiente para mantener cruceros elevados.

En curvas se mueve bien. Frena adecuadamente, aunque la maneta es algo dura para mi gusto, pero con buena capacidad de regular la frenada. Las suspensiones ofrecen un tarado firme, que va bien con un chasis que se percibe bastante rígido. Un manillar con mucha palanca permite cambiar la moto con bastante velocidad y todo el conjunto permite suficiente precisión en la trazada.

También en la ciudad es muy válida. No es excesivamente ancha a pesar del manillar y gira suficiente. Una posición algo elevada facilita ver lo que tienes lejos, aunque no es tan alta que sea engorrosa en las paradas en semáforos para los que no somos altos. Su par motor permite rodar casi al ralentí y abrir gas haciendo que la moto salga con celeridad, lo que ayuda a circular tan lento como sea necesario, pero con capacidad de reacción.

AHORA CON 500€ DE DESCUENTO CON EL BONO DESCUENTO

Consigue tu BONO en: http://promocionesbenelli.site/

 

PROMOCIONES VÁLIDAS HASTA 31/07/2020

 

Fuentes: www.formulamoto.es

DadRider Motovlog

admin